26.11.2020

El valor del tiempo

Suena el despertador. Café, autobús, informe pendiente. Una comida ligera a medio día. La compra, el gimnasio, cocinar, trabajo pendiente, deberes de los niños, extraescolares. Algo en la tele mientras cenamos y a dormir. Mañana más.

¿Sabes que cada momento es tu propia vida? ¿Que el tiempo late al mismo ritmo que bombea la sangre? Piensa en Einstein, en  E=mc2, siéntate en la curvatura del tiempo, en cada una de las miles de perspectivas. Añade mil vidas a tus días. Salta a tu interior desde cada una de las cien mil ventanas de una historia. Multiplícate por un millón de palabras, de cuentos, por todas las fábulas de los poetas.

Acaricia los días de papel, ensúciate con el polvo de las palabras, de sus caminos. 

Compartir:
  •  
  •  
  •  
  •