27.06.2019

Bienvenidos a ‘¿Por qué la literatura?’

Aquí empezamos o, mejor dicho, desde aquí seguimos, porque llevamos ocho años pensando en este proyecto antes de poder daros esta bienvenida. Ocho años soñando ‘¿Por qué la literatura?’, un proyecto unido a la historia  de la literatura y los cuentos, al arte y el asombro, a la diversión y la duda. Unido a cada uno de nosotros que es de quien va todo esto, de quien nos habla cada historia que leemos, cada historia que nos cuentan o nos suena haber oído en algún sitio. De lo humano es de lo que va ‘¿Por qué la literatura?’.

Porque en la batalla, las cartas leídas, escritas, imaginadas, son literatura.

Porque ante la alegría, como ante la muerte, en el relato que nace de lo vivido está la  literatura.

Porque ahora, en la pandemia, en el encierro, la literatura crece entre lo que nos contamos, lo que sentimos, lo que podemos decir y lo que tratamos de asimilar.

Porque somos nuestros relatos (o mejor, en nuestros relatos está quiénes somos), los relatos que recorren la historia de la humanidad, incluso para aquellos que nunca han leído directamente. Porque también se esconde la literatura en los cuentos o las lecturas de todas las generaciones anteriores, en la conversación con alguien que ha leído alguna cosa o en la canción que escuchas y bebe de un libro viejo o una historia antigua. La literatura nos habla de muchos modos, desde cada rincón.

Este proyecto es los autores que lo formamos y las acciones que haremos, es la pregunta que lo nombra; y es cada uno de los que leemos y lo apoyamos y cada una de las alianzas en las que participaremos.

Es, por encima de todo, tu curiosidad y es nuestra imaginación. Sí, la mía, la tuya, la de todos juntos: curiosidad + imaginación.

Porque la literatura está en el arte, en el cine, en la moda, la sociedad, la empresa, el paro, en cada librería, en cada pregunta. Porque es creación y libro, palabras que se escapan y acciones que se ven, es sorpresa y búsqueda, es cada rincón del mundo y cada rincón del alma.

¿Por qué la literatura?’ es un proyecto vital, es una misión necesaria.

Empezamos con una pregunta y viajaremos a través de muchas respuestas, de muchas más preguntas; a través de la gran búsqueda a la que nos aboca.

Porque este proyecto, esta misión nace de mi fe en la “inmensa minoría”.

Porque todo es literatura. Mirad ahora, en la duda de este tiempo, en la pandemia mundial todos esperamos el relato de la verdad y la caricia de un cuento que nos hable de lo que sucede. Como siempre, como tantas veces. Y eso lo hacemos juntos, en torno al mismo fuego; al calor de las palabras.

En ‘¿Por qué la literatura?’ haremos cosas asombrosas y cosas pequeñas. Y todas serán parte de la misma búsqueda. Como en la literatura, como en la vida.

Leo un artículo en un diario y veo cómo la pregunta, cómo“¿Por qué la literatura?” nos habla de todos los tiempos pasados y como, a la vez, está siempre pegada al hoy.

Leo lo que cuentan especialistas en museos como María López-Fanjul, conservadora de los Museos Nacionales de Berlín, que espera que ahora se refuerce la idea de que la cultura no es ocio y de que los museos son “lugares de esperanza, cuyas obras de arte cuentan infinitas historias de superación y supervivencia”. Veo como el arte, todo arte, siempre cuenta, siempre se sienta en las palabras, como sus creadores también responden a la pregunta ¿por qué la literatura?.

Sigue Miguel Zugaza, director de Museo de Bellas Artes de Bilbao, diciendo que habrá que esforzarse en “explicar una vez más por qué el arte es tan relevante y necesario para la sociedad, como terapia o tan solo para entender el mundo y su crisis. Este debe ser el centro de la reflexión».

‘¿Por qué la literatura?’ es sentarnos en torno a esa hoguera y tener a miles de viejos amigos, de autores y lectores y cuentacuentos de toda la historia, en todas las lenguas, de toda cultura que en el mundo ha sido, siempre a nuestro lado, contándonos un cuento, hablándonos de lo que somos, entreteniéndonos y acompañándonos en la búsqueda, en el viaje, en la pregunta.

Y quizás los museos se vacíen momentáneamente, pero, en este tiempo, los libros seguirán llenos y nos volverán a llevar hasta el arte, hasta los museos. Nos acompañarán hasta todo lo que es intangible, necesario, imaginario, hermoso; a todo lo que, en realidad, nos habla de quienes somos, de quienes fuimos, de quienes podemos ser. Alrededor del hogar de las palabras seguiremos contando y escuchando y compartiendo historias. En ese fuego arde, de ese fuego nace, ‘¿Por qué la literatura?’

Gracias a mis compañeros de viaje, a los que en cada momento, ante cada petición, ante cada duda, me han animado y mostrado cómo la literatura nos une, nos consuela y nos muestra lo mejor del Ser Humano. Gran parte de mi respuesta la he encontrado en este camino, de la mano de cada uno de los que aquí figura y de tantos otros que me han ayudado y apoyado.

Aquí empezamos, aquí seguimos. Bienvenidos a “¿Por qué la literatura?”

Compartir:
  •  
  •  
  •  
  •